Ser feliz

felicidadmariposasA diferencia de lo que muchos piensan ser feliz no es sinónimo de una vida perfecta. Muchas personas cuando ven a alguien sentirse bien en su cotidianidad piensan que es porque tiene todas las parcelas cubiertas en su vida, porque tiene aquello que ellos tanto ansían y está libre de preocupaciones, pero esto no es una realidad. Todos tenemos “cadáveres en el armario”, unos más y otros menos pero todos tenemos cosas y que alguien se muestre satisfecho tiene más que ver seguramente con su modo de percibir la vida y de gestionar esos vaivenes que con la perfección.

No vamos a negar que tener ciertas cuestiones más o menos resueltas nos aporten felicidad4tranquilidad, es decir, a todos nos deja más calmados saber que tenemos, por ejemplo, una economía saneada, una casa confortable que habitar o una buena salud.
Pero, más allá de lo básico, siempre hay algo que trabajarse o aprender y cómo tú seas capaz de tribular esas aguas es lo que determina cuántas veces sonríes al día. La perfección no existe y la sonrisa y el bienestar no están supeditados a vivir como en una teleserie americana sino que se basa más bien en comprender que la vida, es más el camino que la meta, en conocerte y en saber obtener aprendizajes. ¿Cuánto quieres esperar para estar en paz?

Con amor,

Raquel García García

Acerca de Raquel García

Raquel García García Terapeuta Transpersonal. Experta en Crecimiento Personal y Autoestima. Meditación, mindfulness, danza consciente. Tel. 639 318 014 Mail: raquel@garciagarcia.eu
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario